Acrónimos de Marketing Digital para Principiantes (II) aka El poder de la C

Antes de entrar en materia tienes que estar seguro que este es el lugar al que querías llegar. Vamos a desgranar algunos de los acrónimos más utilizados e importantes pero estamos ya en nuestra segunda parte. Si ves que el término que buscas no lo tienes a mano, visita nuestro primer artículo (aquí) o espera a nuestro siguiente (sí, parece que habrá otra). Claro este concepto, vamos a empezar.

 

CPA – Cost Per Action

¿Y qué me quieres decir con CPA?

Nos referimos a Coste por Acción. En nuestro anterior artículo sobre los anuncios PPC (Descúbrelo aquí) hablábamos sobre cómo el anunciante pagaba dependiendo del número de clics que había recibido su banner o anuncio. Pues bien, el CPA hace referencia al gasto que hace la empresa por cada acción. No sólo hablamos de clics, hay otros modos de desarrollar esta técnica como puede ser pagar por comentario, venta o incluso formulario enviado, es decir, por lead (Por aquí te dejo un artículo sobre algunos términos en marketing que te podrían venir muy bien)

CPC – Cost Per Click

¿Y qué me quieres decir con CPC?

Coste por clic. Es una fórmula de anunciarse de pago, y además, de controlar el gasto en publicidad. Una estrategia muy utilizada en las campañas de publicidad digital. Se suele delimitar el presupuesto a cierta cantidad, para así poder calcular cuántos clics o cuánta inversión hace falta para conseguir un cliente.

CPL – Cost Per Lead

¿Y qué me quieres decir con CPL?

Sin salir aun del concepto CPA nos encontramos con el coste por lead. La empresa paga cuando consigue un lead, es decir, que un usuario se convierta en potencial cliente cuando se interesa por nuestro producto y servicio. Deja claro su interés dejando sus datos en una landing page y esperando una contestación por parte de la empresa. Esta contestación puede variar dependiendo de la empresa pero pueden ir desde hacer una llamada telefónica hasta mandar un email con un presupuesto.

CR – Conversion Rate

¿Y qué me quieres decir con CR?

Cuando hablamos de conversion rate lo hacemos de la tasa de conversión. No es, ni más ni menos, que el porcentaje de usuarios que ha completado la acción que tenía la empresa como objetivo. Ese objetivo varía dependiendo de la empresa y de cuál es su prioridad, pero puede ir desde hacer una compra a rellenar y enviar un formulario.

CRM – Customer Relationship Management

¿Y qué me quieres decir con CRM?

La traducción más correcta sería Gestión de las relaciones con clientes. Es decir, el software CRM es el conjunto de estrategias de una empresa para poder gestionar la base de datos de sus usuarios y el trato con ellos. Este podría ser, a grandes rasgos, una visión general de la definición. La plataforma gestiona y reúne todos las aspectos importantes; marketing, atención al cliente posventa y ventas.

Su uso tiene múltiples ventajas, además de tener toda la información reunida y ordenada en un mismo lugar, te permite gestionar campañas de captación de clientes con una mejor segmentación.

CRO – Conversion Rate Optimization

¿Y qué me quieres decir con CRO?

Optimización del ratio de conversión. Puede que te hayas quedado igual leyéndolo en español que en inglés. Recordemos que la conversión es, ni más ni menos, el punto en el que un usuario hace lo que nosotros pretendíamos. Es decir, comprar algunos de nuestros productos o servicios, o suscribirse a nuestra newsletter. Sea cual sea nuestro objetivo, conversión es el nombre que recibe la acción ya que el usuario se convierte en cliente. Entendiendo esto, es obvio ver como un índice alto de conversión son buenas noticias para nosotros por lo que nuestros esfuerzos deben centrarse en cómo hacerlo posible. Aunque las técnicas de CRO son aplicables en la mayoría de las ocasiones a páginas web y landing page, también podemos utilizarlas en redes sociales o incluso en los CTAs.

CTR – Click Through Rate

¿Y qué me quieres decir con CTR?

Para algún gamer nostálgico puede que al ver estas siglas se le venga a la mente el juego Crash Team Racing, donde Crash Bandicoot hacía diabluras con su coche. Pero no, aunque no le falte razón, en el 99% de las ocasiones hacemos referencia al porcentaje de clics.

Es un porcentaje que nos facilita el saber cuantos usuarios han clicado en nuestro banner o CTA tras haberlo visto. Es un KPI básico para saber si nuestra campaña funciona como esperábamos. Un CTR alto indica que nuestros clientes se interesan por nuestro contenido, el cual es de calidad, y unos buenos leads.

CLTV – Customer LifeTime Value

¿Y qué me quieres decir con CLTV?

El valor de vida de un cliente y no, no hemos montado de repente una funeraria, seguimos en el marketing digital. El CLTV es una métrica que nos permite conocer cuánto ingreso nos aporta un cliente a lo largo del tiempo. Ese tiempo al que nos referimos es el de su tiempo como cliente, pueden ser días o años. Para poder calcular esta métrica necesitamos un tiempo medio estimado, y por supuesto, cuanto más largo sea, mejor será para la empresa.

CAC – Customer Acquisition Cost

¿Y qué me quieres decir con CAC?

La traducción va a dejar bastante claro de qué se trata. Hablamos del coste de adquisición de cliente. O dicho de otra forma, la cantidad de dinero que una empresa necesita invertir para obtener un nuevo cliente. Además, el CLTV aquí juega un importante papel, ya que si el cliente vuelve a comprar, si su vida media se alarga, la inversión será cada vez más rentable y su CAC más bajo.

Menú