Cómo superar un bloqueo creativo.

¡Ah! (Grito horrible de terror) ¡Una página en blanco! Me está mirando y no sé qué quiere de mí, qué quiere que le diga. ¿Qué le digo? (grito desesperado mientras corres en círculos)

Si has estado a escasos segundo / centímetros de la locura  por escenas como la que acabas de leer, quédate. Si no es así, vuelve cuando suceda porque créeme, sucederá. Todo aquel que se dedique, ya sea por afición o por trabajo, a la noble arte de la creación, sabe que la inspiración es una amante esquiva que igual no te la puedes quitar de encima como que se va sin dejar una nota y sin intención de llamar. Así que vamos a dejarnos de dramas y vamos a poner soluciones.

 

Advertencia

Antes de entrar en materia, hay que añadir que si tu problema es la vagancia, es otro tipo de solución la que te recomiendo. Si es por elección propia, necesitas un profesional y no un post.

Demasiado tarde

Vamos a obviar las rutinas que debes llevar en tu día a día para no caer en el bloqueo. Ya no valen para nada, sería como regodearnos en la miseria. Ya es demasiado tarde para hablar de horarios, rutinas y equilibrio emocional. Ya has caído, ahora toca ponerse en pie y salir.

Crear creando

Aunque parezca mentira, una de las mejores opciones que puedes hacer para salir de un bloque creativo es crear. Antes de que cierres este artículo y maldigas el día de mi nacimiento, sigue leyendo. Prueba a escribir lo que te está pasando. Has tropezado en un pequeño bache, pero no se te ha olvidado ni hablar ni escribir. Así que escribe cómo has llegado a ese punto.

Cuéntate a ti mismo, porque créeme que a nadie más le importa, cómo te has levantado esta mañana, como has notado tu hundimiento, qué te hace sentir, recuerda aquellos maravillosos momentos de inspiración absoluta cuando incluso el sonido de un pedo atraía mil líneas, dibujos y pensamientos de pura magia. En este punto puede suceder que, o se te ilumina la bombilla en mitad de tanto llanto, o que no pase nada.

Si vas a marcar la opción B, te recomiendo que tras escribir todo lo que te he dicho, te acuestes. Como el buen arroz, déjalo reposar. Ya verás como un desahogo de esa magnitud sumado a un buen descanso hace que te levantes como nuevo.

Artes, venid a mí

Si no puedes respirar, buscas aire. Tan lógico como vital. Si una ola te revuelca en el mar olvidas todo tu dignidad y no te importa quedarte sin bañador, lo que quieres es salir de esa lavadora buscando oxígeno. Pues eso, si pierdes inspiración, búscala en lo que te inspira. Puede ser desde leer a Bukowski a escuchar a Adele pasando por ver los anuncios más premiados en la historia de la televisión. No lo sé.

Pero lo más importante es que no te dejes devorar por ese pequeño monstruo que has creado en tu cabeza y que amenaza con destruir tu psique. Así que empieza a cosechar cogiendo grandes inspiraciones del mundo del arte, la música o la literatura.

Lo que te dé la gana

Si eres de yoga, Pilates o retrospección interior, adelante. Igual te digo con cualquier otra actividad. Pachanga de colegas al Pádel, Monopoly, FIFA, LOL, lo que sea. También te comento, si no has hecho deporte en tu vida, ahora no te vayas corriendo al Gym y te pegues a la criatura que más grite para poder imitarlo y darte un buen tute. Eso no te va a valer para nada. Bueno sí, para no poder atarte los zapatos ni lavarte la cabeza en tres días mínimos. En resumidas cuentas; Bloqueo=Ocio.

Pipí y caca

Invierte varios minutos en cubrir tus necesidades, no dejes que tu yo del futuro se aproveche de ellas. Levántate, date una vuelta y en ese viaje bebe agua, pica algo, ve al baño y contesta al WhatsApp. En algunos casos extremos a esta lista hay que añadir una limpieza rápida de la zona de trabajo. No hay nada más limpio que el escritorio de un estudiante en época de exámenes. Hacen cualquier cosa por tal de no estudiar.

Pues tú ahora mismo eres igual. Ya está, no uses excusas. Si no haces algo que sea porque estás bloqueado no porque el universo te impide avanzar. El primer paso es reconocerlo, y te darás cuenta tan pronto como tengas tus necesidades cubiertas.

¿Por qué?

¿Cuántas veces te han recomendado que seas tú mismo? Pues en este momento, como en la mayoría de veces que intentas ligar, no funciona. Así que conviértete en un niño de 7 años. Entra de pleno en la época del ¿Por qué? Sé el orgullo de José Mourinho (referencia sólo para futboleros) Desglosa tu estado actual con la actitud de un niño, ese tipo de niño que te lo pregunta todo; ¿por qué el cielo es azul? ¿Por qué los mocos verdes? En este caso, llévalo a tu terreno y contéstate.

¿Por qué estoy bloqueado? Porque no puedo escribir

¿Por qué no? Porque no se me ocurre ninguna idea.

¿Por qué no se me ocurre ninguna idea? Porque intento pensar y no puedo

¿Por qué no puedes? Porque creo que estoy cansado.

BINGO.

Es una representación algo rudimentaria aunque efectiva del objetivo final que perseguimos, que es hacer un pequeño análisis de ti mismo para encontrar el origen de todo ese mal que te está devorando. Hablo del bloqueo, los demás traumas te los tendrá que ver un profesional. 

La perfección es asfixiante

La frase no es mía, es de Horst Matthai Quelle. Más quisiera yo. Pero tiene razón, la perfección puede ser algo horrible. Los detalles y la búsqueda de la perfección son algo que pueden ayudarte o estancarte. Si estás en pleno fervor creativo, ¿qué más dan los márgenes, los garabatos o el tachón? Continúa y luego ya se podrá arreglar. Si en medio de ese frenesí te paras a detallar y pulir, sólo se sabotearás. Como dijo Roberto Fontanarrosa; “La perfección es obsesiva. Y eso es un defecto.” Por otro lado, podemos beneficiarnos de esto. Si te encuentras atascado, vuelve sobre tus pasos. Lee y revisa lo que ya has creado e intenta mejorarlo. Eso hará que tu mente vuelva a funcionar y de ahí, si consigues concentrarte, puedes sacar puro oro.

Memories

¿Qué seríamos sin recuerdos? Decía Jean Paul, escritor y humorista alemán, que el recuerdo es el único paraíso del cual no podemos ser expulsados. Así que ahonda en ellos. Rememora viajes, amistades, viejos amores, grandes preguntas del tipo, ¿qué hubiera pasado entonces si…? Rememora y juega con tus recuerdos. Eso hará despertar algo en lo más profundo de tu alma que querrá salir.

Espero que esto te valga para volver a crear. Bricoconsejo del día, si este ejercicio para lo que te ha servido ha sido para echar de menos a algun(a) ex. Hazme caso, no le llames, es una mala idea.

Sudor

¡Fuera de aquí! Huele a cerrado, y no soy yo, creo que eres tú. Puede que sean tus ideas cogiendo humedad o simplemente la poca ventilación. Sea como fuere, sal de tu cuarto o despacho. Ya. Sal a la calle, anda un rato. Observa lo que te rodea, déjate envolver. Y a la vuelta dúchate. No es por llamarte guarro así tan descaradamente, es que ya la ciencia ha sido capaz de explicar por qué se nos ocurren tantas ideas mientras nos duchamos o bañamos.

Es muy simple. Uno de los factores básicos para que la creatividad fluya es la distracción. Al estar disfrutando de nuestro baño, cantamos, bailamos y cerramos los ojos anulando los estímulos externos centrándonos en los internos y de repente…..¡Magia!

Jaleo y Jarana

Si lo bañarte en soledad, acompañado sólo por tus pensamientos más profundos no da resultado o simplemente no te aguantas ni tú, vamos al otro extremo. Vete a los barullos, físicos y digitales. Desde ir a bares en hora punta a meterte en grupos de facebook donde incluso los seguidores de un mismo tema se despellejan vivos por cualquier soplaguindez.

Siéntate en un banco donde sepas que va la gente a comerse un bocadillo a la hora del descanso. Míralos y obsérvalos, intenta que ellos no se percaten porque puede ser bastante violento y le puedes fastidiar el almuerzo a alguien. Los centros comerciales son otro criadero de gente, con sus estados de ánimo, su forma de andar, hablar y todos con sus peculiaridades.

Mira a tu alrededor y deja que sea la gente quien te inspire.

¿Así lo hace la gente?

Alguna que otra vez te has preguntado eso. Pero tú ni caso, debes encontrar tu estilo. Busca tu lugar perfecto. El proceso creativo es como dormir, cada uno tiene un método y una forma. Hay gente que lo hace en un minuto y de cualquier forma, otros necesitan silencio absoluto, otros estímulos a su alrededor, mientras que algunos tienen la necesidad de estar con alguien que hace lo mismo.

Pon a prueba el método científico con ensayo-error y encuentra tu forma. En esa búsqueda, además de beneficiarte en el futuro, puede que te saque del pequeño bache en el que te ves.

Resumiendo

Hay que probar de todo porque no todos somos iguales. No hay un remedio infalible y universal así que hemos intentado traerte un abanico lo bastante amplio como para poder ayudar a cualquiera. Para recopilar; prueba a buscar la inspiración describiendo lo que te está sucediendo o dejando que sean los demás los que hablan y tú escuchando, cogiendo un buen libro o con tu disco favorito.

Otra opción es hacer lo que te de la gana. Quítate del medio, ya sea a observar a la gente, sin llegar al extremo de que te puedan arrestar por acoso, a jugar un partido de basket o de póquer con tus amigos, a meterme en medio de medio millón de personas en el metro o a caminar sólo por las calles de tu pueblo.

Antes de hacer todo esto, recuerda comer, beber, ir al baño, y todas esas cosas que pueden distraerte. Cuestiónate tu propia existencia, pregunta hasta el infinito, vuelve a observar tu propia creación con ojos de quien la ve por primera vez. Deja que te lleve a recuerdos pasados y deja que ellos te lleven a otros lugares.

Por último, pero no por ello menos importante, dúchate. Por ti, por tu inspiración, por tu familia y por los que te rodean.

Menú